facebook
Buscar

Castillos, Monasterios y otros lugares de interés

CASTILLO DE SAN VICENTE,

Está construido en lo más alto del cerro donde se sitúa el pueblo de Montemayor del Río, en el margen derecho de río Cuerpo de Hombre, en un profundo y frondoso valle, dónde disfrutar de un paisaje sensacional.

Los orígenes de la construcción se sitúa a finales del s. XIII o principios del XIV, en época del infante Don Pedro o de su hijo Sancho, existía una muralla anterior, cuyos restos se aprovecharon para adosarles algunos recintos defensivos del nuevo recinto. Aunque el conjunto actual posiblemente sea de los siglos XIV y XV cuando cumplió un importante papel en las disputas entre los hijos de Alfonso XI, pues su control implicaba el dominio estratégico de la Calzada de la Plata. En la actualidad alberga el Centro de Interpretación del Medievo.

CASTILLO DE MIRANDA DEL CASTAÑAR

Declarado monumento nacional en 1931 es uno de los mejor conservados de la provincia. Está situado en la parte oriental del pueblo, a la entrada de la villa, defendiendo su parte más desprotegida. Existe una inscripción en una lápida muy desgastada, situada en la cara este de la torre, bajo un blasón formado por un ángel tenante con las armas de los Zúñiga, que data la construcción del castillo en 1451.

Destacamos la belleza de la torre del homenaje, de planta cuadrada construida con sillarejos y en sus esquinas, a modo de refuerzo, con sillares de cantería
Delante del castillo se sitúa una plaza que hizo las veces de plaza de armas y actualmente de plaza de toros.

CASTILLO DE PUENTE CONGOSTO

Situado en el pueblo que le da nombre, a las afueras del mismo, dominando el paso del río Tormes. Representa un buen ejemplo de fortaleza señorial de finales de la Edad Media cuya ubicación es estratégica con la finalidad de defender y controlar el paso del puente, alzándose en uno de sus extremos, por el que transcurría el camino entre Ávila y Ciudad Rodrigo y hacia Extremadura por la Real Cañada Soriana Occidental. En la actualidad el castillo es de propiedad particular.

CASTILLO DE SAN MARTÍN DEL CASTAÑAR

Construido en el siglo XV aunque parece probable la existencia de una fortaleza anterior. Se desconoce su funcionalidad, y, si bien, en algunos documentos se menciona como palacio-fortaleza del obispo, está documentado que a partir del siglo XVI fue utilizado por el obispo como cárcel de los presos de las diversas villas sometidas a su jurisdicción. Futura Sede de la Reserva de La Biosfera.

CASTILLO DE TEJEDA

Construido en el siglo XV a cargo de Fernando de Texada, noble salmantino al que se le concedió el título de Señor de Tejeda
La historia de Tejeda está vinculada a la construcción del castillo del que todavía se conservan bastantes restos quedando parte de la torre y restos de un recinto cuadrado que, a pesar de ser propiedad privada, es de acceso libre para los que quieran verlo. Este castillo fue declarado Bien de Interés Cultural por decreto el 22 de abril de 1949.

CASTILLO DE MONLEÓN

Situado en una escarpada desde la que se domina la confluencia del arroyo Carnicero con el río Alagón.

Aunque las murallas de Monleón pudieron ser construidas en el s. XIII, e incluso antes, el castillo fue construido en el siglo XV, y está situado en una de las esquinas de un recinto amurallado que rodeaba al pueblo, hoy día casi desaparecido.

Lo más sobresaliente de este castillo es su enorme y majestuosa Torre del Homenaje que, con una altura de 37 metros, se eleva sobre la Villa como emblema del poder feudal de la época convirtiéndose en todo un emblema del pueblo.

Haremos una breve alusión a la figura del verraco, escultura zoomorfa de época prerromana, siglo IV antes de Cristo. Su emplazamiento original fue un castro cercano pero en la actualidad está situado frente a la puerta de la muralla que da acceso al pueblo..
Este tipo de esculturas se asocia a la cultura vetona, pueblo dedicado principalmente a la ganadería que tras la conquista romana siguió realizando esculturas de esta naturaleza. Se supone que los verracos, generalmente toros, tenían un significado religioso y pudiesen estar relacionados con algún tipo de rito de fertilidad.

FORTÍN ROMANO DE LA CALZADA DE BÉJAR

Sito en plena Vía de La Plata fue declarado Bien de Interés Cultural en Junio de 1931.Su ubicación estratégica, sobre un teso desde el que se dominan gran parte de la Vía, denota la estrecha relación con esta y el servicio que le facilitó: construido durante el Bajo Imperio (siglos III-IV d.C.) para proteger el tránsito de viajeros y mercancías, es uno de los elementos destacados de la vía por su interés arqueológico.

TORRE DE SANTIBAÑEZ DE BÉJAR

Esta atalaya se sitúa a las afueras del pueblo, totalmente aislada, se discute si fue construida en el s. XIII o en el XV. La función de esta torre posiblemente fue la de atalaya o torre de señales fronterizas, es de planta cuadrada, mide 6,60 m de lado y es de mampuesto de granito.

TORRE DE TAMAMES

Data del s. XIV se encuentra alejada del pueblo en plena naturaleza, rodeada de plantaciones rurales, lo que dificulta su visita.

TORRE DE CESPEDOSA

Se encuentra a las afueras de la localidad del mismo nombre dominando desde su enclave el pantano de Santa Teresa,
construida en el siglo XV en mampostería, y sillares en los ángulos.

RUINAS ARQUEOLÓGICAS DE EL BERRUECO

Es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de España situado en la carretera a El Tejado y pertenecientes a este término municipal, declaradas Monumento Historico-Artístico en 1941
El Cerro del Berrueco esta formado por dos cerros: El Berrueco, que es el más alto y el Berroquillo, un cerro que se le une por el este, pareciendo empequeñecido por el gran promontorio a su lado.
Berrueco, que no es una palabra de origen latino, significa en castellano gran peñasco o grupo de ellos y es un topónimo bastante habitual asociado grandes cerros graníticos.

El jardín del «Coto de Nuestra Señora del Carmen» en Peñacaballera

Es un jardín privado creado por voluntad del Conde de Palacios y proyectado por el valenciano Tomás Veyrant, a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. en el que se aúnan tendencias naturalistas, románticas y del paisajista inglés.

El Jardín presenta ejemplares únicos, de gran porte como la secuoia de 40 m., de altura y un tronco de circunferencia no abarcable por ocho personas con los brazos extendidos, la araucaria chilena muy rara en jardines mesetarios, o los que forman bosquetes, como los conjuntos de abetos blancos, rojos, o douglas de 32 m. de a. y las zonas de laureles y cerezos. Todos marcan el carácter de este jardín, con una predominancia de múltiples coníferas, y el contrastes con el entorno, con otras particularidades expresivas, geofísicas y botánicas, dejando clara la diferencia entre paisaje (más o menos culturizado o natural) y una obra humana exponente de su pensamiento y de su sentimiento en seguimiento de las ideas de una época, con la rara implantación de especies procedentes de otras latitudes.

El Santuario de Nuestra Señora de la Peña de Francia

A 1783 metros de altitud, en plena Sierra de Francia, se ubica este santuario desde donde se contempla un singular paisaje que abarca la llanura castellana, las montañas de las Hurdes y la sierra de la Estrella en Portugal.

Su historia es de sobra conocida por estos lugares tras el hallazgo de la Virgen por Simón Vela, el pico se convirtió en un lugar de encuentro y oración, devoción que se extiende mas allá de tierras salmantinas como pone de manifiesto la gran multitud de visitas que recibe durante todo el año y en especial el 8 de Septiembre con motivo de la festividad de la Virgen.

El Santuario de Nuestra Señora del Castañar

Sito en un monte de castañares, a poco más de dos kilómetros de Béjar; es el centro espiritual de la comarca. Fué construido en 1730.

Se celebra la tradicional fiesta de la Virgen del Castañar el 8 de Septiembre llevando a la Virgen en procesión desde el Santuario hasta el Mirador de la Virgen situado en la subida a este monte, desde donde Ésta bendice las tierras de Béjar.

Unida a la construcción del Santuario va la de la Plaza de Toros de “El Castañar”, considerada la mas antigua de España (la primera fecha que aparece en su historia es la de 1667), cuenta la leyenda que a finales del siglo XV se les apareció a unos pastores la imagen de la Virgen en el tronco de un castaño por lo que decidieron construir una pequeña ermita en su honor, con los años quisieron ampliarla y para conseguir el dinero necesario decidieron celebrar festejos taurinos así se construyó una improvisada plaza cuadrada de madera que posteriormente tras varias reformas, a finales del siglo XIX pasó a tener forma redonda. Durante muchos años se prohibió la celebración de festejos taurinos y finalmente se reinició su actividad en 1996, de su inicial construcción se conservan aún dos tendidos originales labrados directamente en la piedra.

El Monasterio del Desierto de Batuecas

Situado a la entrada del valle fue construido como lugar de vida retirada y eremítica a finales del siglo XVI, junto a numerosas ermitas ubicadas dentro y fuera del recinto conventual..
El monasterio carmelita es sencillo y austero, está constituido por dos cercas, dentro de las que se encuentra el convento y sus dependencias. La iglesia, construida en 1602 y ampliada en 1686, es el edificio central del conjunto y está rodeada por una calle enlosada de pizarra y amplios jardines a modo de claustro.

Los monjes abandonan Las Batuecas en 1836, pasando a propiedad privada con la desamortización y finalmente en 1915 fue adquirido por los Carmelitas de Castilla y en 1936 por los Carmelitas Descalzos del Cerro de los Ángeles,.desde 1950 residen los Carmelitas Descalzos, que han restablecido la vida eremítica.

El Santuario de Nuestra Señora De Gracia en San Martín del Castañar

Situado al Oeste del pueblo dirección a El Casarito fue fundado en 1430 por Don Sancho de Castilla actualmente se conserva la fachada, el frontispicio del lado este y las canalizaciones de agua pero en lamentable estado de deterioro.

MONASTERIO DE EL ZARZOSO

Monasterio de monjas franciscanas de la Tercera Orden Regular situado en el municipio de El Cabaco.

El edificio del monasterio forma un rectángulo irregular, con centro en el claustro, a partir del cual se disponen el resto de las dependencias, en el ala oeste se sitúa la iglesia, edificio gótico, de una sola nave, separada del presbiterio por un arco ojival de moldura ondulada.

Compartir en Facebook