facebook
Buscar

Sierras de Salamanca

Al Sur de la provincia de Salamanca y formando línea divisoria con la de Cáceres, se levantan majestuosas las Sierras de Béjar y Francia, Su conjunto nos ofrece un entorno peculiar caracterizado por un impresionante patrimonio histórico-artístico, varios pueblos han sido declarados “Conjunto Histórico Artístico”, una gran riqueza cultural con fiestas y costumbres de interés turístico nacional, con enclaves naturales declarados Reserva de la Biosfera…lo que nos permite realizar un maravilloso viaje en el tiempo ,en la historia hacia las remotas épocas neolíticas como testifican las numerosas pinturas rupestres que adornan cuevas y canchales, o a la Edad de Hierro patente en los numerosos castros vettones que aún se conservan, o tal vez a la época romana a traves de las explotaciones mineras a cielo abierto de Las Cavenes o el trazado de La Calzada Romana que unía Emerita con Asturicam (Mérida y Astorga) conservándose tramos de enlosado así como los miliarios que informaban de las distancias o quizás rememorar tiempos de señores y mayorazgos con sus castillos y fortificaciones… Para los amantes de la naturaleza y el deporte ofrece un sin fin de posibilidades con rutas interminables a través de sus montañas, sus ríos…, la práctica de deportes de invierno en la Estación de La Covatilla, la práctica de deportes acuáticos, así como la pesca o la caza.

Nos encontramos así ante un territorio pleno en paisajes de brava geografía e incuestionable belleza donde disfrutar de sus rincones apartados, de sus valles ¿quizás encantados?, de su rica y variada gastronomía, de sus ancestrales costumbres y tradiciones, de la hospitalidad de sus moradores… Este es el territorio de ADRISS un conjunto de pueblos rodeados de un enclave natural inigualable que nos permitirán Admirar, Disfrutar, Respirar Imaginar, Sencillamente Sentir.

La Sª de Francia ocupa la parte central y es separada de la de Béjar por el río Alagón, resulta peculiar su nombre dada la lejanía con este país debiéndose tal a la repoblación medieval salmantina, realizada principalmente bajo las órdenes de Raimundo de Borgoña, de origen francés, yerno del rey Alfonso VI; quién dejó huellas inequívocas de su paso por estas tierras en nombres de pueblos, ríos, fuentes así como en el de la Sª que ahora nos ocupa.

En ella podremos disfrutar de un maravilloso entorno natural dada la variedad paisajística que nos ofrecen sus valles, ríos y montañas así como su diversa flora y su rica fauna; complementado todo ello con el encanto y tipismo de sus pueblos dónde aún se conservan la arquitectura tradicional serrana, tradiciones y costumbres.

Dada su altura y forma es fácil identificarla desde la penillanura salmantina, destacando como pico más alto la Peña de Francia que con 1.735 m. se convierte en un excelente mirador que nos ofrece vistas espectaculares no sólo de la comarca y otras vecinas sino tambien de las colindantes tierras cacereñas; en él se encuentra el Santuario de la Virgen de La Peña de Francia objeto de gran devoción no sólo en la comarca salmantina sino también en la cacereña y en otras tantas de nuestra vecina Portugal.
La gastronomía de la Sª de Francia venida abajo la producción de aceite y aguardiente a producido una notable alza la del vino que deba acompañar toda comida serrana donde podemos destacar el limón serrano o las patatas meneas, el cabrito cuchifrito o las chuletillas de cordero asadas, un buen plato de embutido ibérico y queso fresco de cabra ,y para el postre la miel , los turrones , las obleas, las perronillas, los mantecados , o la gran variedad de frutas que nos ofrece la parte meridional de la Sierra.
La vegetación varía dependiendo de la zona en la que nos encontremos, estaría formada por bosques de castaños, robles y abedules así como árboles frutales entre los que destacan los cerezos y viñedos.

Entre su fauna destacan los buitres tanto leonados como negros, águila real, halcón peregrino, alimoche y búho real así como la cigüeña negra en peligro de extinción.; entre los anfibios el tritón ibérico, el sapo partero o la rana pasilarga destacando la lagartija serrana; y entre los mamíferos la cabra montés, el tejón, el gato montés, la nutria, corzos, ciervos o jabalíes.

La Sierra de Béjar, se alza al Oeste de la Sierra de Gredos, en la vertiente septentrional del Sistema Central limitando al Sur con las comarcas cacereñas del Valle del Jerte y Ambroz y al Este por la Provincia de Ávila. Su situación estratégica ha marcado su evolución histórica convirtiéndose en un punto de unión entre el norte y el sur de la península especialmente en épocas pasadas como lo testifican la romana Vía de La Plata y las cañadas reales que discurren por estas tierras; de estas épocas encontraremos no sólo restos romanos sino también árabes y medievales.

Su interés natural guarda estrecha relación con su diversidad paisajística; alcanza su mayor altura en el Canchal de la Ceja a 2425 m. de altitud El Espacio Natural de Candelario preserva los restos de aparatos glaciares de este sector de la sierra así como el hábitat de numerosas especies de fauna ibérica (como la jineta, la garduña, el gato montés, el tejón, el águila real o el vistoso pechiazul); nos encontramos con montes de castaños, de robles y de pino silvestre al pie de la sierra o con bosques de sauces, alisos y chopos en el fondo del valle del río Cuerpo de Hombre que alternan con prados de siega, matorrales de piorno, pastos de cervuno y canchales. También nos encontramos con tierras destinadas a labores agrícolas con viñedos, olivos y frutales o ganaderas (cañada de vacuno).

Su gastronomía está ligada a los días festivos el hornazo del Lunes de Agua, los calvotes o calvoches de El Día de Todos Los Santos pero cabe destacar el calderillo bejarano acompañado del buen embutido que se cura en estas tierras bajo la denominación “Jamón de Guijuelo” así como los dulces artesanos entre los que destacan las perrunillas, florones o roscas fritas.

Compartir en Facebook